Comer, beber, pensar

Estamos acostumbrados a ver los códigos QR en la publicidad de las revistas, en los envases de los alimentos, en los medicamentos; pero no en las propias comidas. En Moshi Moshi, los amantes de la cocina japonesa pueden combinar lo útil con lo agradable.

El Marine Stewardship Council (MSC), programa de certificación para la pesca sostenible y bien gestionada, se ha asociado con el restaurante japonés Moshi Moshi, de Londres, para crear un sushi inteligente: los consumidores, al escanear los códigos QR (comestibles, claro), podrán informarse sobre el producto que tienen en su plato o ver una película a fin de participar activamente en el debate.

Aquí tenéis el reportaje del experimento.

Más información en Madig (en francés)